Siembraviva Ediciones

Un universo para la vida / Catálogo de ediciones

Saturday, September 30, 2006

Colección Leyendas

Leyenda proviene del latín “legenda”: lo que debe ser leído. Pero no sólo la presentación de un material instructivo o ameno es la intención de estos libros. Colección Leyendas ha considerado a la leyenda como fragmento de una cosmogonía perdida o por construir. Si en verdad el fragmento es la imposibilidad de la nada o de la extinción, claman ante nosotros estas historias, procedentes del hondo pasado indígena o de la honda alma popular, su carga de saber y de verdad como una resistencia contra el olvido y la muerte, como una piedra rota pero entera de un edificio que podría ser el de nuestra nueva vida.

********

EL CAMINO DE PORORU Y LA HIJA DEL RAYO / Dos relatos kariña

Juan Antonio Calzadilla Arreaza y Henriette Arreaza Adam

Adaptaciones: Juan Antonio Calzadilla Arreaza

Textos e ilustraciones: Henriette Arreaza Adam

Traducción al kariña: Benito Machuca Aray

Diseño gráfico: Yngrid Saturno y Henriette Arreaza Adam

36 páginas

ISBN 980-292-413-X

Primera edición: 1994 (segunda edición 1996; tercera edición 1997)

Recomendado como lectura recreativa para niños por el Ministerio de Educación, 1996.

*********

El camino de Pororu y La hija del Rayo parecen dos simples fábulas indígenas. En una, Pororu, el sapo, pretende asistir a la fiesta en el cielo adonde sólo pueden ascender los voladores zamuros. Su caída aparatosa a la tierra deja como estela la Vía Láctea, que en kariña se denomina “El camino de Pororu” o del sapo. En otra, la hija de Tarara, el rayo, recibe a los vanidosos pretendientes que creen poder resistir el portento flamígero del riguroso padre. Sólo Purake, el temblador o anguila eléctrica, tiene aptitud para convertirse en yerno de Tarara. Ofreciéndolas al lector infantil y al público en general, la presente edición propone la siguiente lectura: ambos relatos están referidos de manera latente a una sabiduría chamánica perdida, de la cual estas historias simples y anecdóticas de animales son fragmentos: el chamán o puidei kariña debió aprender en el cotidiano sapo y en el escurridizo temblador de los ríos dos lecciones originarias de la magia cósmica.

**********

Ambos relatos fueron recogidos por Marc de Civrieux de boca de los kariñaMagia y religión kariña (Instituto de Lenguas Indígenas, UCAB. Caracas, 1974) y en El hombre silvestre ante la naturaleza (Monte Ávila Editores. Caracas, 1974) Cuando Henriette Arreaza Adam realizó el trabajo de campo para la confección de este libro, en 1993, la comunidad de Taskabaña, en la Mesa de Guanipa, sólo vagamente recordaba las historias. El camino de Pororu es un libro bilingüe, en español y en kariña. La adaptación literaria que presenta el volumen ha sido retraducida a la lengua kariña por el maestro Benito Machuca Aray, y ha servido como herramienta para el estudio y la alfabetización de los niños de las comunidades kariña. Francisco y Miguelito Tamanaiko, y publicados originalmente en

*******

Más tarde, cuando Viarakaru estaba enamorando a la muchacha, ella le dijo:

—Si aguantas a mi papá me casaré contigo. Ahora, si no lo aguantas, no me caso contigo.

—Sí, yo lo aguanto, me casaré contigo —dijo el mono.

Y la muchacha dijo:

—Acuéstate en el chinchorro, toma el cuatro y ponte a tocar mientras llega papá.

Muy alegre, el mono se puso a tocar.

Brincaba de alegría, porque creía que ya se iba a casar con la hija de Tarara.

************

LA LAGUNA DEL GALLO

Henriette Arreaza Adam y Natalia Villafañe

Versión literaria: Henriette Arreaza Adam

Ilustraciones: Natalia Villafañe

Diseño gráfico: Iván Mastrovic

Primera edición: 2003

36 páginas

ISBN 980-6586-01-8

********

Puede sorprender que los autóctonos habitantes de Los Andes venezolanos conserven en su cosmovisión antigua la imagen mítica de un mundo subterráneo y subacuático, como correlato secreto de las altas y austeras cumbres que se hincan más bien en el cielo. En los recodos de lo altísimo, se abren bocas de las profundidades, constituyendo un sistema de venas intraterrenas y de ojos de pantanos por donde brotan, se desplazan y se reinmergen, como seres mágicos y vivos, las lagunas. Pudiera verse en estas leyendas de mundos sumergidos y de ciudades doradas, aún contadas por los más memoriosos ciudadanos del páramo, vestigios de un culto heredado de los ancestrales indígenas andinos.

********

La autora de este libro, en que se condensa y dramatiza con gran belleza el mundo lacustre de los Encantos o espíritus de las lagunas, ha tenido el don de prestar oído y de suscitar la voz de esos narradores de verbo cauto y memoria honda que son nuestros campestres andinos. Cristóbal Sánchez, de Mucunután, Nemesio Parra, del Ojo del Pantano y Tulio Bustos, de Cacute, en el Estado Mérida, han sido los conocedores de lagunas que aportaron los elementos para esta historia, la cual expone la realidad legendaria de las lagunas andinas y narra la leyenda de la expoliación y exterminio de la laguna amarilla cuyo dueño era un gallo de oro.

********

Era una laguna amarilla y su dueño era un gallo. Nadie lo había visto jamás, pero algunos lo habían escuchado cuando pasaban por allí de madrugada. Esta laguna quedaba en el camino hacia Los Nevados cuando no existía teleférico, ni carretera, ni turistas.

Aunque nadie había visto aquel gallo, la gente murmuraba acerca de su canto. Era un canto encantado que tañía cierta cuerda del corazón. Por eso todos coinciden en afirmar que este canto producía una dolorosa felicidad. Una risa de llanto o un llanto de risa.

0 Comments:

Post a Comment

<< Home