Siembraviva Ediciones

Un universo para la vida / Catálogo de ediciones

Friday, September 29, 2006

Colección Blancos Salvajes

La conciencia europea se refaccionó a sí misma a partir del siglo XVI ante el espectáculo de un continente en libertad. Dos actitudes inspira al espíritu occidental el fenómeno del Nuevo Mundo: la de avasallar, social y geográficamente, la plenitud del ser americano, en sus gentes, tierras y riquezas, o la de asumir la conciencia de esa plenitud como el lugar de una libertad inalcanzada por la existencia europea. Indoamérica aparece para Europa como el universo de la libertad, sea para domeñarla y explotarla, sea para hallar y defender en ella las tierras de un Edén merecido por el ser humano.

Los Blancos Salvajes son los europeos libres enraizados en un continente que cruje por su libertad perdida y por su libertad posible, quienes sienten suya el alma de la sangre derramada y de los pueblos exterminados por la avidez y el desenfreno de los blancos civilizados. La conciencia europea que ve como salvación del ser humano la salvación del indio, del negro y del esclavo, ya se ha transformado, como al otro lado de un océano, en conciencia mestiza, dueña y orgullosa de la pluralidad que a través suyo sigue clamando por la vida.

**********

BLANCOS SALVAJES / Rebeldía y utopía popular en la América de la Conquista

Luigi Avonto

Diseño gráfico: Luis Ruiz

Primera edición: 2003

302 páginas

ISBN 980-6586-00X

*********

Luigi Avonto, escritor, investigador e historiador italiano radicado en Uruguay, es un prolífico especialista de la historia de la Conquista en Indoamérica. A través de una obra consistente y minuciosa indaga en un territorio mixto, difuso entre la biografía, la etnografía y la historia, a través de casos muy concretos verificados en las tierras de Brasil y Paraguay, el fenómeno, tan silenciado por la historiografía dominante, de la “aculturación inversa”: la historia menuda de esos blancos europeos que, por muchas razones, prefirieron volverse salvajes.

**********

En esta investigación el autor sustrae del abandono historiográfico a aquellos personajes anónimos cuyas hazañas fueron impulsadas, en gran parte, por el fehaciente deseo de materializar en América aquella utopía que no había querido cuajar en Europa: la convivencia en una sociedad más justa, más equitativa y, por sobre todas las cosas, más libre. “Náufragos, desterrados, renegados”, todos marineros del Quinientos, estos “blancos salvajes”, como los llama el autor, han llegado a estas costas —por azar, por castigo o por propia voluntad— asimilándose a las culturas de este lado del océano, indianizándose al punto de hacer familia y de engrosar las filas de la resistencia indígena enfrentada a sus coterráneos, los invasores españoles y portugueses.

**********

El autor ha dispuesto su nutrida exposición en dos partes: Rebeldía y utopía popular, y Los protagonistas, en donde se registran las inusuales aventuras del Bachiller de Cananca, rey blanco, de Alejo García, Enrique Montes, Melchor Ramírez, Diego Álvarez, Joâo Ramalho, y Gonzalo de Acosta, caballero de la selva y de los mares. Completa el volumen el apéndice Paraísos y utopías del Viejo Mundo y del Nuevo.

*************

Esas mismas fuentes, a menudo confusas, inciertas y distorsionadas, constituyen el único recuerdo que nos queda de la ignorada historia de tantos héroes anónimos tragados por el silencio de las selvas tenebrosas e infinitas que aún esperan oídos dispuestos a escuchar sus experiencias. Precisamente esto —escuchar su voz, interrogarlos, registrar sus historias y vivencias— es lo que he intentado hacer con este libro en la plena convicción de que nunca podrá escribirse historia verdadera si no se escucha también (y quizás sobre todo) la voz de tantos olvidados, de tantos humildes personajes que constituyeron la inmensa mayoría de cuantos desembarcaron en estas tierras hace cinco siglos y tuvieron que enfrentarse con el vasto y desconocido escenario del nuevo mundo que se presentaba delante de sus ojos.

************

EL LIBRO DE ROBINSON: un camino hacia la lectura de Simón Rodríguez

Juan Antonio Calzadilla Arreaza

Arqueo iconográfico: Henriette Arreaza Adam

Diseño gráfico: Ediplus producciones

Primera edición: 2005

210 páginas

ISBN

*********

Se ha dicho que Simón Rodríguez, aunque publicó tres grandes libros, es autor de un solo libro. Ello se debe a la continuidad de sus ideas y de su estilo literario que atraviesa e hila las tres obras. Se debe a que su escritura puede recoger en cualquier momento y en cualquier punto contenidos insistentes que se expresan simultáneamente en todos sus libros. Se debe también a que el carácter caleidoscópico de su obra, hace que leído uno de sus pensamientos, se nos pierda el lugar del libro en que lo descubrimos, y pase a formar parte de un continuo en que lo múltiple prolifera y se dispersa, en un movimiento incesante que hace aparecer a nuestra vista siempre un libro nuevo, siempre un nuevo motivo que juraríamos no haber leído antes.

Un solo libro, pero también podría decirse que son mil libros, o un libro infinito que aprovechará parcialmente según su circunstancia o su necesidad el lector republicano, en la tarea interminable de construir la sociedad libre.

********

Se ha querido con este trabajo proponer al público un orden y un método para conocer y leer al gran filósofo venezolano, no pretendiendo que este orden sea el definitivo ni el más acertado, pero sí que tenga el efecto práctico de acercarnos a la obra del Maestro dotados de ciertas ideas y conocimientos básicos.

“No se puede leer si no se entiende”, dice el mismo Maestro. Mucho se ha leído a Simón Rodríguez sin entenderlo, y por eso percibimos su obra como un mar de fragmentos. Es preciso poseer ideas para recibir otras ideas, completa él mismo. Este libro quisiera proponer un marco de ideas que facilite la aproximación a una obra profunda y compleja, pero íntimamente cercana, una filosofía autóctonamente venezolana, latinoamericana, cosmopolita, entendiendo con el Maestro que “cosmopolita” es el que considera su hermano al hombre que tiene al lado, y su patria el suelo que pisa: la humanidad y la tierra todas.

Hemos utilizado el procedimiento de la fragmentación para presentar una antología de la obra de Simón Rodríguez que nos acerque a sus libros, pero hemos ordenado los fragmentos en flujos continuos o ejes temáticos que buscan demostrar la unidad del pensamiento del Maestro y sobre todo la existencia real y concreta de una “filosofía robinsoniana”, un “robinsonismo”, rico, fecundo, práctico, y todavía por estudiar y generalizar.

*********

Comentarios explicativos e interpretativos sobre la intención de la obra robinsoniana jalonan las secciones temáticas en que se ordenan los segmentos antologados: Filosofía, Moral, Política, Economía, Sociedad, Poética, y un capítulo entero compila textos claves de su proyecto educativo. Finalmente, una detenida cronología comparada ubica al cosmopolita Simón Rodríguez en el mundo cultural y geopolítico de su época.

**********

NO

Ni Campanero quiero ser en la América española, porque dirían que las campanas no sonaban, o que me había robado la torre. Tengo el defecto de ser americano; y no se diga que

quien desprecia comprar quiere,

porque en vida de Bolívar pude ser lo que hubiera querido, sin salir de la esfera de mis aptitudes. Lo único que le pedí fue que se me entregaran, de los Cholos más pobres, los más despreciados, para irme con ellos a los desiertos del Alto-Perú —con el loco intento de probar, que los hombres pueden vivir como Dios les manda que vivan —porque Dios, antes de hacerlos sabía,

que habían de ser frágiles

que habían de tener pasiones,

que serían de carne y hueso,

que estarían vestidos de mala carne,

que el demonio les había de tentar.

0 Comments:

Post a Comment

<< Home